De Chaves a Moreno Bonilla. Las elecciones andaluzas en la última década. 2008-2018

Fact Check, Papeles, Sociedad

Técnicamente, la crisis no había empezado en España (ni en Andalucía) el 9 de marzo de 2008. En ese primer trimestre de 2008, el PIB seguía registrando tasas de crecimiento positivas, si bien, otros indicadores y los acontecimientos internacionales de la segunda mitad del año anterior (hipotecas “basura”), anticipan una inestabilidad en la economía mundial y, por supuesto, nacional. Tras la caída de Lehman Brothers en los EE.UU. esa inestabilidad tomó una dimensión sin precedentes en muchos años transformándose en la Gran Crisis que en España sufrimos desde finales de 2008 hasta (al menos) 2014.

Ese 9 de marzo de 2008, además de elecciones generales, se celebraron en Andalucía elecciones autonómicas. Ganó el PSOE, con mayoría absoluta:  2.178.296 votos (el 48,41% del total) y 56 escaños.

Manuel Chaves, candidato socialista, se convirtió, nuevamente, en Presidente de la Junta de Andalucía. Chaves fue investido Presidente de la Junta por primera vez tras las elecciones del año 1996, y desde entonces, y de manera ininterrumpida, había enlazados triunfos electorales traducidos en Presidencias de la Junta. Esta Legislatura que empezaba en 2008, no obstante, iba a ser la última como Presidente de los andaluces, es más, ni siguiera llegó a concluirla: en 2009 dejó la Presidencia de la Junta para formar parte, como Vicepresidente Tercero y Ministro de Política Territorial del Gobierno de España presidido por José Luis Rodríguez Zapatero (el sustituto de Chaves en la Presidencia andaluz fue José Antonio Griñan).

Desde 1982, fecha de las primeras elecciones autonómicas celebradas en Andalucía, hasta las que tuvieron lugar en 2008, Andalucía siempre había votado mayoritariamente al PSOE.